lunes, 11 de octubre de 2010

Propina obligatoria en Costa Rica

En febrero de 1972 en el gobierno de José Figueres Ferrer empezó a regir la ley #4946 en Costa Rica, esta ley obliga al cliente a pagar un 10% del total de la cuenta del consumo en el negocio de comidas por concepto de propina. La ley es clara al decir que este 10% es única y exclusivamente de la persona que brindó el servicio a dicho cliente, al pasar de los años los negocios de comidas a beneficio de sus otros empleados y el de ellos mismos, se dedicaron a “manipular” este 10%, tomando una parte del mismo repartiéndolo entre el personal de cocina y cajeros y el resto repartiéndolo en partes iguales entre los meseros. Esto se convirtió en una “ley” en la forma de trabajar de todos los restaurantes del país, hasta que un mesero inconforme por este método de trabajo y al conocer la ley sabia que el mismo era ilegal, metió un recurso de amparo apelando a que se cumpliera la ley a como era realmente, el mismo fue ganado por el mesero y por ende inicio un nuevo problema para los restauranteros.


El “manipular” las propinas los dueños de restaurantes les daba la oportunidad de pagar salarios menores a sus empleados y por ende menores cargas sociales, al no poder hacer esto los empresarios debieron ajustar los salarios de los empleados que quedaban por fuera del reparto del 10%, monto que al final de cuentas fue de una u otra forma cargado al cliente.

Ahora se presenta otro “problema” y es que pasó una ley donde se dice que se debe de tomar el 10% ganado por los meseros como parte de los ingresos a la hora de calcular las cargas sociales, esto presenta un problema mucho más grande a los empresarios ya que como es sabido la mayor cantidad percibido por el empleado mensualmente viene de la propina, si dicho dinero proveniente del 10% es en su totalidad del empleado que brinda el servicio el dueño del negocio deberá tomar dinero de sus ventas para cubrir estas cargas sociales, por ende hará menos rentable su negocio y provoca que ellos busquen la manera de evitar esto para poder subsistir en el medio.

Hay restaurantes (principalmente de hoteles) que están cambiando de tener servicio a la mesa por servicio buffet, lo que elimina la figura del mesero dejando únicamente a gente de limpieza para recoger mesas.

Se calcula que en Costa Rica existen aproximadamente 47000 meseros, que en vez de verse beneficiados por esta nueva ley pueden más bien verse muy afectados a la hora de los empresarios buscar rentabilidad para sus negocios ya que al no poder cubrir las garantías de ley empezara a buscar la forma de eliminar al mesero o peor aún de evadir al fisco.

Yo siempre he pensado que la propina es algo extra que se da a una persona por un servicio prestado (por el cual ya recibe un salario) de manera excepcional y no porque la ley lo dice, los que hemos tenido oportunidad de viajar a otros países nos damos cuenta de cómo en la mayoría de los casos se desvive el mesero que nos atiende en un restaurante para complacernos a la hora de atendernos y así recibir una mejor propina a la hora que pagamos la cuenta, al contrario en Costa Rica muchas veces vemos la desgana con que nos atienden y sin poder “castigar” ese mal servicio de alguna forma ya que por ley estaremos pagando una propina que en ningún momento se mereció la persona que nos atiende.



Por el bien de los meseros y los empresarios en Costa Rica, creo conveniente eliminar la ley #4946 y dejar la propina a libre elección de los clientes, así en la mayoría de los casos recibiremos el servicio que merecemos a la hora de visitar cualquier negocio de comidas y además evitaremos que se inicie una búsqueda de cómo evadir el fisco para poder sostener los negocios o peor aún que desaparezca la figura del mesero en los restaurantes de Costa Rica.

2 comentarios:

  1. Son muchas maneras de pensar, yo he aprendido con los años es mejor esperar a que un cliente vuelva porque disfruto y le agrado tu atencion, y no que deje de ir porque le cobraron por un servicio carisimo y muy mal atendido. El salonero bueno sabe como ganar su propina sin necesidad que se la carguen a una factura por ley.Charlie

    ResponderEliminar
  2. Mi estimado Charlie ojala todos tuvieran su manera de pensar, pero lamentablemente no es así, si queda claro que un mesero debe de ganarse su propina por medio de su trabajo y no porque la ley lo dice.

    ResponderEliminar